viernes, 28 de abril de 2017

Escritoras, madres, couches, mujeres mágicas...

Hola ¿qué tal va tu semana? ¿Qué planes tienes para este nuevo mes? ¿Estás entusiasmadx? ¿Aterradx? ¿Te molestan tantas preguntas?

Hoy, esta entrada es un tanto cuanto diferente porque quiero compartirte un poco de mí, pero no de mi vida personal, sino de las personas que me inspiran día a día y que por ende (aunque no las conozca personalmente) se han vuelto parte de mí.

Seguramente, si me sigues en mis redes, te habrás dado cuenta que a cada rato comparto contenido de otros blogs, vídeos, posts, etc, etc, Pero, ¿de dónde saco tantas cosas? ¿A quién pertenecen que hacen que yo las quiera compartir?  Bueno, permíteme presentarte al elenco de mujeres que me han ayudado a revolucionar mi forma de ver la vida.

Primero, te presento a Xènia, couch, naturópata, masajista y emprendedora de Espaixen. Xènia llegó a mi vida hace casi 2 años por casualidad, cuando me enteré de su programa "Siente tu vida plena". Y de una forma u otra, yo en verdad necesitaba "sentir" mi vida de esta manera, o al menos cambiar la perspectiva con la que la estaba tomando para poder verla así. Desde entonces, los aportes de  Xènia me han acompañado.

Y gracias a Xènia y su programa, conocí a Deb de Oye Deb y a María Talavera.
Junto a María, he aprendido a disfrutar (bueno, sigo aprendiendo) de mi vida, de mis momentos buenos y de infortunio, a valorar más las pequeñas cosas, a sentirme segura conmigo misma y a renovarme.
Con Deb descubrí la escritura terapéutica y también a aprender a hundirme en mi propia oscuridad Sí, a sacudir esos lados oscuros de mí que tachaba de "malos" y que detestaba, pero gracias a ella he empezado a aceptarme tal como soy, con la parte de mí que mucha gente acepta y con la otra parte, la que muchos prefieren que suprima.
Y al conocer a Deb conocí a Núria de La escritora de tu vida  que me ha ayudado a entender mi cuerpo y lo que este me quiere decir. También me ha impulsado a no querer suprimir el dolor, sino a sentirlo plenamente y a cuestionarlo, a descubrir el porqué es esencial ese dolor en determinados momentos.

Y luego esta Ana de Flexivegetarianos que no me acuerdo como es que llegó a mí jaja, pero aún así gracias a ella, he podido profundizar más mi perspectiva en el ámbito de la alimentación, y no me refiero sólo al aspecto de la nutrición sino a la manera en la que como, en la que disfruto cada alimento, en la manera de ingerir comida y de ingerir mis emociones, mis hábitos.


No quiero contarte más, prefiero que descubras personalmente que hacen cada una de ellas. Y si tú conoces alguien que cambie la vida de los demás, sea tu hermana, amigo, vecina, etc. Déjanos conocerlxs.