lunes, 15 de febrero de 2016

30 días vegana

Hola a todxs! Espero que estén teniendo un excelente 2016.
Está va a ser una de mis entradas más largas porque es una bitácora de 30 días como el mismo título lo dice, estoy interesada en volverme completamente vegana y en el camino convencer a más personas de hacerlo.

Pero primero lo primero, ¿qué es ser vegano? Es abstenerse de utilizar cualquier producto de origen animal, ya sea para consumo o uso personal.
¿En qué se diferencia de ser vegetariano? Bueno pues un/x vegetarianx puede usar ropa o calzado de piel y un/x veganx no, también está que algunos son lacto-ovo-vegetarianos, que son los que se permiten comer huevo y lácteos.

¿Por qué decidí iniciarme en ésta gran aventura? Porque hace 2 años mi amiga budista me dijo que era vegetariana, yo lo tomé muy normal y no me pareció algo extravagante, pero después mi amiga animalista me comentó que era vegana, y fue ahí dónde mi curiosidad se disparó, dado que no conocía la diferencia entre ambos términos.
A partir de ahí, comencé a interesarme más y más por el veganismo, leí artículos, notas, me suscribí a grupos y me enamoré por completo de la idea de ser vegana,
También por otra parte, mi profe de cívica y ética del bachillerato también tuvo influencia en mí, dado que nos mostró un vídeo sobre lo que pasa en los rastros.
En verdad me afectó, por mucho que me gustara la carne, no me agradaba para nada la idea de estar tomando vidas sólo por 20 minutos de una comida; así que decidí comenzar a ser vegana en el 2016.
¿Por qué en ese año y no luego luego?
Bueno, puedo contestar a esa pregunta con una sola palabra: familia.
Mi familia es amante de la carne, sobre todo por parte de mi papá, por lo tanto no iban a tomar fácil una decisión de esa magnitud
En cambio, como bien dice el dicho, un nuevo año me permitió nuevas acciones. pero aún así, la noticia no fue bien recibida, comenzaron a abarcar la cuestión de que la carne es la que aporta la proteína, pero es MENTIRA, no sólo la carne es responsable de hacer esto, varias semillas y legumbres también nos brindan proteínas, y como yo me había informado por bastante tiempo, tuve argumentos muy muy buenos que no pudieron refutar. 

Sin más aquí les dejo mi experiencia:

Día 1
Desayuné avena con leche de soya, pasas y nueces (sabe delicioso, yo antes lo hacía con leche normal, así que sí no quieren utilizar leche de soya, pueden hacerlo con esa o con alguna otra leche vegetal.
De almuerzo comí una mandarina y unas barritas de arroz
En la comida, me preparé espinacas salteadas con papa (sólo sofreí papa y cebolla; y después de desinfectar las espinacas, las agregué)
A media tarde me hice un jugo de pepino, apio y manzana (no añadí nada de agua o azúcar, sólo puse los ingredientes en el extractor y listo)
Y en la cena me preparé manzana y plátano con miel y granola

Día 2 
Desayuno: burritos de espinaca y papa (que fue lo que me sobró del día anterior)
Almuerzo: Un plátano y una barrita de amaranto
Comida:  ensalada de frijol (el frijol lo cocí durante 2 horas en una olla normal, y lo dejé remojando la noche anterior; escurrí y agregué pepino, jitomate y cilantro, con aderezo de aceite de oliva, vinagre de manzana, pimienta, sal y limón) Se las recomiendo, es ácidita y muy fresca (No recuerdo de qué sitio web saqué la receta)
Cena: un plátano y una barrita de arroz

Día 3
Desayuno: burritos de la ensalada de frijol
Almuerzo: plátano y una manzana
Comida: salí con mi papá, y él quería ir por barbacoa, (sí aún sabiendo que yo soy vegana) así que pedí consomé con doble ración de garbanzos (hago esto cada vez que me veo obligada a comer algún alimento de origen animal) y unos sopes de frijol
Cena: una dona (aún no encuentro pan vegano que no me saque un ojo de la cara) y leche de soya

Día 4
Desayuno: Ensalda de frijol (hice mucha ahora que lo pienso jaja, pero llegó a su fin)
Almuerzo: jícama
Comida: Ensalda de lenteja (se me antojó hacer una ensalada caliente, así que puse a sofreír cebolla y jitomate, después agregué la lenteja ya cocida [la cocí en la noche y tardó media hora), también le agregué friijoles (cociné bastantes el martes, pero los congelé para ya no tener que poner a cocer más después).
Cena: Avena con leche, como si fuera cereal.

(perdón pero no pude escribir esos días, y honestamente no recuerdo qué comí)
Día 5
Desayuno: 
Almuerzo:
Comida: morisqueta
Cena:

Día 6
Desayuno:  burritos de morisqueta
Almuerzo:
Comida:
Cena:


Día 7
Desayuno: sandwich de ensalada de aguacate (no me gustó mucho la sensación del aguacate, así que hice guacamole)
Almuerzo: jicama
Comida: ensalada de pasta con verduras
Cena: ponche y pan (tenía bastantes guayabas, y a mí no me gusta la sensación de morderlas, pero en ponche sí, así que prácticamente fue ponche de guayaba con pasas y manzana)

Día 8
Desayuno: sandwiches de guacamole
Almuerzo: manzana y barritas de arroz
Comida: ensalada de pasta con verduras
Cena: galletas y ponche

Día 9
Desayuno: Molletes (por supuesto sin queso, [ya encontré a alguien que vende queso de almendra, posteriormente lo voy a comprar])
Almuerzo: barras de amaranto
Comida: ensalada de pasta con verduras
Cena: mandarina y ponche

Día 10
Desayuno: Sandwiches de guacamole y té verde
Almuerzo: una naranja y una mandarina
Comida: ensalada de pasta con verduras (no me fastidia comer lo mismo 4 días seguido, como pueden notar. Más que nada lo hago, para evitar tener que cocinar cada día)
Cena: Galletas y atole de avena


Día 11
Desayuno:
Almuerzo: 
Comida: 
Cena: galletas y atole de avena

Día 12
Desayuno:  lo que quedó de atole, lo hice cereal
Almuerzo: naranja y una manzana
Comida: sopa de verduras
Cena: pan con leche de soya


Día 13 Este fin fui con mi familia
Desayuno: molletes y té verde
Almuerzo: pizza, (era hawaiana pero le quité el jamón jijijiji)
Comida: spaguetti
Cena:   no cené porque comí tarde

Día 14
Desayuno: quesadilla (me obligaron) y 2 tamales de piña con leche (también obligada a tomar)
Almuerzo: mandarina
Comida:  Spaguetti y ensalada fresca
Cena: pan con leche de soya

Día 15
Desayuno: burritos de frijol y papa
Almuerzo: naranjas con chile
Comida: pasta y vegetales asados
Cena: sándwiches de crema de avellana con plátano

Día 16
Desayuno: molletes y leche de soya
Almuerzo: manzana
Comida: pasta y vegetales asados
Cena: pasta y vegetales asados


Día 17
Desayuno: Sándwiches de ensalada de aguacate (jitomate, aguacate, lechuga y germen)
Almuerzo: manzana y una naranja
Comida: champiñones al ajillo
Cena: sándwich de crema de avellanas


Día 18
Desayuno: burritos de champiñones
Almuerzo: 
Comida: 
Cena:

Día 19
Desayuno: 
Almuerzo: 
Comida: 
Cena:

Día 20
Desayuno: 
Almuerzo: 
Comida: 
Cena: galletas con crema de avellanas

Día 21
Desayuno: 
Almuerzo: 
Comida: ceviche de champiñones
Cena: ceviche de champiñones

Día 22
Desayuno: 
Almuerzo:  jícama con apio
Comida: hamburguesa de lenteja
Cena: manzana con miel y granola

Día 23
Desayuno: sandwich de hamburguesa de lenteja con guacamole, lechuga y jitomate
Almuerzo: gelatina (aún no encuentro vegana) y una manzana
Comida: salteado de verduras con arroz
Cena: hotcakes de plátano y leche de amaranto

Día 24
Desayuno: 
Almuerzo:
Comida:
Cena:

Día 25
Desayuno:
Almuerzo:
Comida: calabacitas a la mexicana
Cena:

Día 26
Desayuno:
Almuerzo:
Comida: espinacas asadas 
Cena: galletas 

Día 27
Desayuno: mollete de champiñones, enchilada de champiñones y enfrijolada también de champiñones jaja (tuve la oportunidad de ir a Azafrán, la comida estuvo exquisita, y lo mejor, mi papá y yo pudimos comer a gusto)
Almuerzo: helado de maíz (¡tienen que probarlo!)
Comida: quesadillas (a mi papá se le antojaron unos tacos, por suerte también vendían quesadillas)
Cena: 

Día 28
Desayuno: memelas de champiñones y tlacoyo de frijol (encontré un lugar de antojitos mexicanos delicioso)
Almuerzo: 
Comida: chilaquiles 
Cena: sándwich de crema de avellanas y plátano

Día 29
Desayuno: sandwich de espinacas y té de canela (ya encontré pan vegano a un precio justo) 
Almuerzo: barras de arroz y una mandarina
Cena: sandwich de crema de avellanas (enserio la amo jaja) 

Día 30
Desayuno: tinga de zanahoria
Almuerzo: pepinos 
Comida:  tostadas papas con perejil
Cena: pan con leche de amaranto

Perdón por no haber escrito completamente, pero en algunas ocasiones se me olvidaba o no podía escribir.
Como verán, al principio mi comida no fue tan creativa, pero conforme paso el tiempo fui integrando otros ingredientes y/o diferentes maneras de hacerlos. Espero que se animen a ser veganxs o por lo menos que un día a la semana eviten comer cualquier producto de origen animal.
Como siempre estoy encantada de recibir sus comentarios (:

jueves, 11 de febrero de 2016

A que no puedes comer solo una...?

Hola! está entrada es muy espontánea, hoy regresando de la escuela, vi a un niño con su bolsa de papas, saboréandola a más no poder y haciendo, por supuesto, que mi boca se hiciera agua al instante; así que decidí comprar un bolsa mediana de papas (de esas que si traen papas y nada de aire, ósea, casi 500 gr de papas) para "botanear" hoy y mañana. total que hace 10 minutos me acabé la bolsa entera y me di cuenta porque ya no había más que comer.
¿¡Por qué rayos no pude dejar de comerlas como había planeado!?

Así que decidí ponerme a investigar furtivamente, en base a que me había comido 500 gramos de papas fritas de una sentada; y resulta que las grasas, carbohidratos, azúcares y demás producen una sensación de placer y alerta a nuestro cuerpo, lo que genera que queramos más y más.

Afortunadamente, hoy mismo me llegó un video-consejo de María Talavera (¡mil gracias por tus videos!) para evitar caer en los antojos, te lo dejo por acá y como siempre cualquier comentario es bien recibido (: