viernes, 15 de diciembre de 2017

Amor y paz en nuestras cenas ❤ (compendio de recetas veganas)

El arma más violenta del mundo es el tenedor de mesa. Mahatma Gandhi. 60.000 millones de animales asesinados cada año. Eso es una verdadera arma de destrucción masiva.¡Hola! La navidad está a la vuelta de la esquina, y poco después el año nuevo llega y nos envuelve con la energía de un nuevo comienzo.

Sin embargo, para lxs que hemos decidido llevar una vida que no implique generar sufrimiento animal, estas fechas se vuelven un poco complicadas cuando se convive con gente omnívora. 
Es por eso que, aquí les dejo los siguientes sitios web donde podrán encontrar deliciosas recetas alternativas, que incluso los no veganos querrán probar 👐


PASTEL DE ZANAHORIA VEGANO | Cocina Vegano - Recetas Veganas
Después de dejarte todaaaas estas recetas, lo único complicado será escoger cual vas a hacer. 
¡Disfruten sus cenas libres de violencia! 💚

martes, 12 de diciembre de 2017

Se volvieron cadenas, lo que un día fueron cintas blancas...

384.3k Followers, 21 Following, 585 Posts - See Instagram photos and videos from Tyler Shields (@thetylershields)Me perdí y te perdí al mismo tiempo.
Lo peor de todo es que ni siquiera soy capaz de recordar el momento en el que cambiaste. El instante en el que tus ojos comenzaron a lucir peligrosos. ¿O acaso siempre hubo en ti algo dañino?

Me perdí. Me perdí en ti y no fui consciente de lo que pasaba.
No distinguí a tiempo el verdadero significado del amor y los celos. No me di cuenta del control que ejercías en mí.

Y es que supiste jugar, jugaste muy bien. Me enamoraste con cada palabra, me ilusionaste e hiciste que lentamente mi vida girara en torno a ti.

Me perdí, me perdí y me perdí.
Tus palabras dejaron de ser dulces, pero creí que sólo se debía a que tenías un mal día.
Tus caricias dejaron de ser tiernas y se volvieron hirientes.
Aún así, decidí amarte un poco más, porque no creía que tú fueras así, sólo tenías un mal genio. Sólo eso.

No supe que tan atrapada estaba, hasta que sentí tu fuerza.
E intuí que no sería la primera y única vez.

No me dí cuenta de que estaba aislada.
Tanto que no tenía el valor de platicar con alguien sobre lo que estaba pasando.
Pero cariño, alguien tenía que ponernos un fin y afortunadamente, decidí ser yo, la que nos pusiera un desenlace.

Me ha dolido en el alma, pero de no hacerlo, quien sabe que hubiera pasado o que me hubiera pasado.

He logrado salir de lo que se estaba convirtiendo en una película de terror, me siento exhausta pero cuando siento que no puedo más, es ahí dónde mi familia y amigxs me reconfortan.

Te perdí definitivamente, pero poco a poco voy recuperando lo que había perdido de mí.

[Este texto está dedicado a todas las chicas (y chicos) que alguna vez han sido violentadxs bajo el disfraz del "amor"] 

*Créditos de imagen*


domingo, 19 de noviembre de 2017

¿Dónde está el amor?

reach...La mayoría de las películas nos dicen que el amor está afuera. Que estés al pendiente porque puede que lo encuentres al caminar, en un restaurante, en el antro, en una cafetería, incluso haciendo el súper.
Y lo peor de todo es que nos tragamos ese cuento. Vamos por la vida esperando encontrar a esa persona, que despierte en nosotros un sentimiento, una emoción, ¡algo! ¿Cuántas veces no hemos cruzado miradas, con la esperanza de que comience nuestra fantástica historia de amor?
No disfrutamos nada, ni las caminatas, ni los trayectos, los atardeceres, las fiestas ¡nada! Hemos desperdiciado varios momentos de nuestras vidas añorando algo que no tenemos, pero que creemos que necesitamos urgentemente.
¿Cuál es la razón de esa necesidad? ¿Por qué buscamos afuera lo que surge desde adentro? ¿Qué es eso que necesitamos de otras personas? ¿Acaso es algo que no podemos satisfacer en nosotros mismos?
¿No están cansados de los mismos patrones? ¿De los vacíos?
Yo sí.
Y ¿si empezamos a amarnos antes de buscar ser amados?

Créditos de imagen


domingo, 12 de noviembre de 2017

Pienso... Y mucho después existo

CayendoCada día desde que despierto lo primero que hago es pensar, pensar, pensar e imaginar a más no poder. Toda mi vida ha sido así, desde pequeña he sido muy imaginativa, me la vivo en las nubes y muy pocas veces fijo mi atención en lo que hago.

Y no sé si es cosa mía, o si es porque soy cáncer 🐞o incluso por la posición de la luna (ja) pero en verdad me cuesta mucho anclarme al presente. Anteriormente no le veía el problema, pero últimamente he sentido como que pensar/imaginar me está consumiendo.

Me enfoco mucho en el pasado, y aún más en el futuro, pero ¿qué hay de lo que pasa justo ahora? Y es que después de cierto tiempo, es duro. Nunca he sido afín al sentimiento de arrepentimiento, pero sí que siento nostalgia al darme cuenta de que pude hacer las cosas de otra manera, que pude apreciar más a las personas que debí apreciar un poco más, si tan sólo hubiese estado ahí, en cuerpo y mente.

Y de cierta manera, todo lo anterior ha repercutido mucho en mí durante las últimas semanas, de tal forma que las he percibido como "densas", y que han hecho que lo único que quiera hacer por las tardes sea procrastinar hasta más no poder. Naturalmente, esto no me está conduciendo a ningún lado, o por decirlo de alguna manera no está aportando nada a mi vida.

A este punto, si es que continúas leyendo, tal vez pienses "Vaya, que chica tan más rara" y sí, en definitiva creo que lo soy, pero tal vez, sólo tal vez hay alguien más por ahí con el mismo problema, tal vez incluso ya lo superó, o tal vez al leerme, se de cuenta por primera vez que la pasa exactamente lo mismo.

En fin, esta noche sólo quiero compartir esto que necesitaba salir de mí, y si alguien tiene un remedio para esto que me está carcomiendo se lo agradeceré con el alma.


sábado, 23 de septiembre de 2017

Eso que el temblor derrumbó.

Sé que no soy la primera ni la última en escribir sobre lo ocurrido el pasado 19 de Septiembre, pero tengo la necesidad de expresar lo que siento, y no sé, tal vez alguien se llegue a identificar con esto que escribo.
Quienes me conocen o han venido leyéndome un buen rato, saben que desde hace tiempo mi vida gira en torno al medio ambiente, las relaciones, y en general, un estilo de vida con sentido. He estado quitando de mi vida "comida", sustancias, personas y objetos que a mi parecer, ya no aportan nada a mí vida, o con las que ya no me identifico, porque simplemente soy otra.
Yo misma, me he percatado de estos cambios y los comparo con un cambio de piel, sí, como el de las serpientes. Me he contemplado a mí misma, desprendiéndome de tantos pensamientos, ideas, tanto cochambre con el que solía vivir.

Sin embargo, a pesar de "creer" que estaba dirigiendo mi vida de una manera "mejor", necesitaba una sacudida (así es como me refiero al terremoto).
Esta sacudida, me hizo llorar, me hizo sentir miedo, hizo que viera los rostros de conocidos y desconocidos, desencajados por la angustia y el temor. Hizo que me desconectara de mi cuerpo, porque sí, caminé, hablé, pero era como si no estuviera ahí, en esos momentos, sentí por primera vez que el cuerpo era una carcasa, un mero recipiente, nunca me había sentido tan desligada de lo que concibo como mi cuerpo, como en ese momento. Hizo que muchas personas gritaran, murieran, corrieran y vieran su mundo derrumbarse.

Pero la sacudida no tuvo suficiente con eso, también hizo que personas poco conocidas, se vieran envueltas por mis brazos. Hizo que recibiera palabras de ánimo de voces que pocas veces me habían dicho una o dos palabras. Hizo que muchas miradas se encontraran, y que otras se desviaran por completo. Hizo que ciertas personas reaparecieran en mi vida y que otras por el contrario, se fueran.

No obstante, la sacudida no se detuvo ahí. Quería más, y lo obtuvo.
Hizo que muchos abrieran las puertas de su casa para brindar techo, calor y apoyo a aquellos que se veían más desfavorecidos. Hizo que miles de personas salvaran a otras personas. Hizo llegar agua, comida, herramientas, cobijas, un sin fin de cosas a quienes lo necesitaban.
Hizo que cada vida se valorara. Hizo ver que no hicieron falta instituciones o líderes, la iniciativa misma brotaba de cada ser. Todos supieron lo que tenían que hacer.

La sacudida derrumbó edificios, casas, escuelas, hospitales, pero también derrumbó egos, barreras, altanería, irresponsabilidad y desidia. Removió la apatía e hizo que brotara el altruismo, la amabilidad, el amor y la espiritualidad.

Y es ahí donde me pregunto (les pregunto) ¿qué tan mal estaba la sociedad mexicana, que tuvo que ser sacudida para que despertara?

viernes, 8 de septiembre de 2017

2 años de relación con mi copa menstrual y contando...

¡Hola! Hoy es un día muy especial para mí, porque exactamente hace dos años comencé a utilizar la copa menstrual.
Resultado de imagen para copa menstrualPara lxs que no sepan qué es o quieran saber más acerca de ella, recuerden que esta mi publicación "Experiencia con la copa menstrual" con todooos los detalles sobre lo que puedes esperar cuando la comienzas a usar.
Bueno ¿y ahora qué quiero lograr escribiendo de nuevo sobre la copa? La verdad es que mi objetivo sigue siendo el mismo: animar a más chicas a que se cambien al lado hippie de la vida y disfruten de los beneficios de usar productos amigables con tu cuerpo.

Pero también quiero contarles algo triste que me pasó dos veces,  hace una semana y la otra en el mes de julio. *Redoble de tambores*
Lo más triste fue que tuve que usar toalla desechable 😭😭😭 ¿La razón? Bueno mi útero tuvo la fabulosa idea de que me bajara justo cuando andaba de excursión, para ser más precisa, justo cuando iba en el camión. Sí justo ahí, donde los baños son asquerosos (y ni siquiera me atrevía a sacar mi copita a un ambiente así, porque estaba segura de que se llenaría de bacterias sólo con sacarla de su bolsita😂), por lo que tuve que desperdiciar valioso dinero en un paquete de toallas. 😞😞 Y es que después de casi dos años, volver a usar las toallas fue sumamente incómodo y doloroso, porque ya no estaba acostumbrada a ellas y me rozaron.

Pero bueno, esa experiencia me sirvió para amar más mi copa y para poner más atención la próxima vez que me encuentre en una situación parecida.

¿Entonces qué? ¿Ya se animaron a conseguir la suya o no?

*Crédito de imagen*

viernes, 28 de abril de 2017

Escritoras, madres, couches, mujeres mágicas...

Hola ¿qué tal va tu semana? ¿Qué planes tienes para este nuevo mes? ¿Estás entusiasmadx? ¿Aterradx? ¿Te molestan tantas preguntas?

Hoy, esta entrada es un tanto cuanto diferente porque quiero compartirte un poco de mí, pero no de mi vida personal, sino de las personas que me inspiran día a día y que por ende (aunque no las conozca personalmente) se han vuelto parte de mí.

Seguramente, si me sigues en mis redes, te habrás dado cuenta que a cada rato comparto contenido de otros blogs, vídeos, posts, etc, etc, Pero, ¿de dónde saco tantas cosas? ¿A quién pertenecen que hacen que yo las quiera compartir?  Bueno, permíteme presentarte al elenco de mujeres que me han ayudado a revolucionar mi forma de ver la vida.

Primero, te presento a Xènia, couch, naturópata, masajista y emprendedora de Espaixen. Xènia llegó a mi vida hace casi 2 años por casualidad, cuando me enteré de su programa "Siente tu vida plena". Y de una forma u otra, yo en verdad necesitaba "sentir" mi vida de esta manera, o al menos cambiar la perspectiva con la que la estaba tomando para poder verla así. Desde entonces, los aportes de  Xènia me han acompañado.

Y gracias a Xènia y su programa, conocí a Deb de Oye Deb y a María Talavera.
Junto a María, he aprendido a disfrutar (bueno, sigo aprendiendo) de mi vida, de mis momentos buenos y de infortunio, a valorar más las pequeñas cosas, a sentirme segura conmigo misma y a renovarme.
Con Deb descubrí la escritura terapéutica y también a aprender a hundirme en mi propia oscuridad Sí, a sacudir esos lados oscuros de mí que tachaba de "malos" y que detestaba, pero gracias a ella he empezado a aceptarme tal como soy, con la parte de mí que mucha gente acepta y con la otra parte, la que muchos prefieren que suprima.
Y al conocer a Deb conocí a Núria de La escritora de tu vida  que me ha ayudado a entender mi cuerpo y lo que este me quiere decir. También me ha impulsado a no querer suprimir el dolor, sino a sentirlo plenamente y a cuestionarlo, a descubrir el porqué es esencial ese dolor en determinados momentos.

Y luego esta Ana de Flexivegetarianos que no me acuerdo como es que llegó a mí jaja, pero aún así gracias a ella, he podido profundizar más mi perspectiva en el ámbito de la alimentación, y no me refiero sólo al aspecto de la nutrición sino a la manera en la que como, en la que disfruto cada alimento, en la manera de ingerir comida y de ingerir mis emociones, mis hábitos.


No quiero contarte más, prefiero que descubras personalmente que hacen cada una de ellas. Y si tú conoces alguien que cambie la vida de los demás, sea tu hermana, amigo, vecina, etc. Déjanos conocerlxs.