viernes, 28 de abril de 2017

Escritoras, madres, couches, mujeres mágicas...

Hola ¿qué tal va tu semana? ¿Qué planes tienes para este nuevo mes? ¿Estás entusiasmadx? ¿Aterradx? ¿Te molestan tantas preguntas?

Hoy, esta entrada es un tanto cuanto diferente porque quiero compartirte un poco de mí, pero no de mi vida personal, sino de las personas que me inspiran día a día y que por ende (aunque no las conozca personalmente) se han vuelto parte de mí.

Seguramente, si me sigues en mis redes, te habrás dado cuenta que a cada rato comparto contenido de otros blogs, vídeos, posts, etc, etc, Pero, ¿de dónde saco tantas cosas? ¿A quién pertenecen que hacen que yo las quiera compartir?  Bueno, permíteme presentarte al elenco de mujeres que me han ayudado a revolucionar mi forma de ver la vida.

Primero, te presento a Xènia, couch, naturópata, masajista y emprendedora de Espaixen. Xènia llegó a mi vida hace casi 2 años por casualidad, cuando me enteré de su programa "Siente tu vida plena". Y de una forma u otra, yo en verdad necesitaba "sentir" mi vida de esta manera, o al menos cambiar la perspectiva con la que la estaba tomando para poder verla así. Desde entonces, los aportes de  Xènia me han acompañado.

Y gracias a Xènia y su programa, conocí a Deb de Oye Deb y a María Talavera.
Junto a María, he aprendido a disfrutar (bueno, sigo aprendiendo) de mi vida, de mis momentos buenos y de infortunio, a valorar más las pequeñas cosas, a sentirme segura conmigo misma y a renovarme.
Con Deb descubrí la escritura terapéutica y también a aprender a hundirme en mi propia oscuridad Sí, a sacudir esos lados oscuros de mí que tachaba de "malos" y que detestaba, pero gracias a ella he empezado a aceptarme tal como soy, con la parte de mí que mucha gente acepta y con la otra parte, la que muchos prefieren que suprima.
Y al conocer a Deb conocí a Núria de La escritora de tu vida  que me ha ayudado a entender mi cuerpo y lo que este me quiere decir. También me ha impulsado a no querer suprimir el dolor, sino a sentirlo plenamente y a cuestionarlo, a descubrir el porqué es esencial ese dolor en determinados momentos.

Y luego esta Ana de Flexivegetarianos que no me acuerdo como es que llegó a mí jaja, pero aún así gracias a ella, he podido profundizar más mi perspectiva en el ámbito de la alimentación, y no me refiero sólo al aspecto de la nutrición sino a la manera en la que como, en la que disfruto cada alimento, en la manera de ingerir comida y de ingerir mis emociones, mis hábitos.


No quiero contarte más, prefiero que descubras personalmente que hacen cada una de ellas. Y si tú conoces alguien que cambie la vida de los demás, sea tu hermana, amigo, vecina, etc. Déjanos conocerlxs. 

domingo, 19 de febrero de 2017

Medicina herbal

"El arte de la sanación proviene de la naturaleza, no de los médicos". 
-Paracelso, 1453-1541

Resultado de imagen para herbolaria¡Hola! Hoy quiero compartir con ustedes un poco de medicina herbal, y es como sabrán o se habrán dado cuenta ya, me encanta hacer mis productos y "medicamentos" yo solita. Porque eso de que alguien más me diga que usar, no me gusta para nada además de que no me permite involucrarme en mi propio autodescubirmiento.  

Antes que nada quiero aclarar, que la información que brinde está basada en tradiciones de mi abue y libros, y que cada quién es responsable del uso que le den (:

También quiero que tomen muy en cuenta lo siguiente:

  • Se tiene que tomar la dosis correcta. De acuerdo a las necesidades y síntomas de cada quién. También hay que saber que mientras más fuerte sea el efecto de una planta, por consiguiente la dosis suministrada tendrá que ser menor. 
  • Identificar bien la planta. Muchas veces creemos que podemos usar plantas de la misma familia o especie y que nos van a brindar los mismos resultados que otra a la que se parece. Pero no es así; aunque se parezcan, cada plantita tiene diferentes composiciones químicas y efectos. Por eso para evitar confusiones, lo mejor es buscar las plantas por su nombre científico (sí ese que nos enseñaron en biología) y para recordar: el primer nombre se refiere al género y el segundo a la especie. También es importante saber qué partes de la planta son las necesarias para el remedio.
  • Evitar efectos negativos. Investigar los posibles efectos secundarios de cada planta, no utilizar la herbolaria si se están administrando medicamentos (o en dado caso, investigar con el médico particular si no hay alguna inconveniencia en hacerlo) y por último verificar que no seamos alérgicos a alguna hierba (puedes frotar un poco la planta en una zona pequeña del cuerpo para verificar esto)
  • Contactar a un herbolarix profesional. Si tienes dudas o simplemente quieres aprender un poco más puedes ponerte en contacto con un experto en herbolaria, preguntando en tiendas naturista, hierberías o centros de conocimiento afín dónde puedas localizar a la persona ideal. 
Y bueno, después de esto, ahora sí podemos pasar a la parte divertida de preparar nuestros propios "medicamentos"

Infusiones
Se utilizan las partes finas de las plantas como hojas y pétalos.
Resultado de imagen para infusiones
  1. Coloca 5 gr apróximadamente de hierba seca o de hierba fresca finamente picada en un infusor.
  2. Vierte 200 ml de agua recién hervida y tapa para evitar que se evapore el aceite esencial. Deja reposar por lo menos 10 minutos.
  3. Después puedes servirla.
(Para problemas crónicos puedes tomar una taza hasta 3 veces al día por varias semanas. Si se trata de un problema más grave, se pueden tomar hasta 6 tazas al día por un período no mayor a una semana).

*No se pueden guardar, se tienen que preparar cada vez que se necesite. 

Decocciones
Es un té herbal pero se prepara hirviendo las partes leñosas de la planta (raíces, ramitas, semillas y corteza) en agua. 
  1. Muele 5 gr aproximadamente hasta formar un polvo grueso.
  2. Colócalo en una olla junto con 500 ml de agua fría y revuelve. Tapa y después pon a calentar a fuego alto y deja que comience a soltar el hervor. Después baja la flama y deja que hierva por 10 ó 15 minutos. 
  3. Revuelve de nuevo, pasa la decocción por un colador y sirve. 
(Para problemas crónicos puedes tomar una taza hasta 3 veces al día por varias semanas. Si se trata de un problema más grave, se pueden tomar hasta 6 tazas al día por un período no mayor a una semana).

*Se puede mantener en refrigeración hasta por tres días. 

Tinturas
Para uso profesional, se utiliza etanol: una porción de hierba por 2 de este alcohol. Pero para recetas caseras se puede utilizar vodka: una porción de hierba por 4 de vodka. 

Hecha con plantas frescas
Con ayuda de una báscula de cocina, pesa 40 gr de la planta a utilizar. Lava meticulosamente y después pícala en trocitos.  Después muélela con una batidora manual o machácala si es que no cuentas con una. 
    Resultado de imagen para tinturas caseras
  1. Agrega 160ml de vodka a la pulpa y vuelve a batir. Después coloca la mezcla en un frasco de vidrio con tapa de rosca y agita vigorosamente. 
  2. Guarda el frasco en un lugar fresco y oscuro durante 10 o 14 días. Cada día agita bien el frasco. Pasado el tiempo, cuela la mezcla con ayuda de una gasa fina y colócala en una botella de vidrio; exprime lo más que se pueda para no desperdiciar.
  3. No olvides poner una etiqueta con el nombre de la hierba que utilizaste y la fecha de elaboración. Te rendirá 200 ml aproximadamente.  
Hecha con plantas secas
  1. Pesa 40 gr de hierba seca y muélela para obtener un polvo grueso. (En el caso de la canela, se puede utilizar la ramita sin necesidad de molerla). Coloca el polvo en un frasco de vidrio con tapa rosca y añade 160 ml de vodka para cubrir completamente la hierba. Deja la botella en un lugar cálido de 10 a 14 días, agitando el frasco cada día.
  2. Cuela con una gasa o tela delgada e igual trata de exprimir lo más que puedas. 
  3. No olvides poner una etiqueta con el nombre de la hierba que utilizaste y la fecha de elaboración. Te rendirá 200 ml aproximadamente. 
(Puedes utilizar un gotero para añadirla a un 1/4 de taza de agua. Generalmente se puede tomar hasta 3 veces al día) 

*Se conservan ambas en el refri hasta por 1 año

Cremas herbales
Ayudan a aliviar la comezón, calmar quemaduras e irritación, cicatrizar, curar infecciones leves y relajar los músculos.

  1. Se utiliza como base una crema no grasosa, como la de vitamina E (se consigue en boticas (espero después poder encontrar alguna receta casera)) 
  2. Se agrega una porción de tintura por 10 de crema o si se utiliza aceite esencial,  1 o 2% de aceite y el resto de crema. 
*Se conservan en un bote hermético de preferencia de vidrio, en un lugar fresco y por no más de 3 meses. 

Jarabes
Se utilizan principalmente para problemas con la garganta o tos y se pueden preparar con infusiones o decocciones pero si se utiliza tintura tiene un efecto más fuerte.
    Resultado de imagen para jarabe casero
  1. Se colocan 100 gr de azúcar con 50 ml de agua en una olla a baño maría hasta que se disuelva bien el azúcar. Se retira del fuego y se deja enfriar. Después se agregan 50 ml de la tintura deseada y se revuelve.
  2. Se vierte en un frasco oscuro con corcho. Rinde 200 ml. 
(Tomar una cuchara cada vez que se considere necesario por no más de una semana.) 

*Se mantiene en refrigeración hasta por 3 meses.
**Al estar hecho de azúcar es posible que se fermente, por lo que lo mejor es hacer cantidades pequeñas y consumirlas.**

Compresas
Son trozos de tela que se humedecen en infusiones o tinturas diluidas para aplicarlas sobre la piel. Ayudan a aliviar dolores de cabeza, desinfectar heridas y relajar los ojos cansados.
  1. Haz una infusión concentrada con 2 o 3 cucharaditas de hierba seca con 250 ml de agua. Cubre y deja reposar 10 minutos. Después retira la tapa y deja que se enfríe un poco hasta que alcance una temperatura soportable para la piel. 
  2. Remoja una toalla pequeña o paño y exprime para quitar el exceso de agua. 
(Aplica sobre la parte afectada, cada vez que se seque se puede volver a remojar y aplicar de nuevo.)

Resultado de imagen para cataplasmaCataplasmas
Se usan para favorecer la curación de músculos lastimados. 
  1. Pica suficiente hierba fresca para cubrir el área afectada, Colócala en un recipiente con un poco de agua y muele hasta tener una consistencia blanda. 
  2. Pon la mezcla en una gasa  y espárcela por esta con ayuda de una espátula o cuchara.
  3. Unta un poco de aceite corporal en la piel para evitar que se pegue la cataplasma. Después colócala sobre el área afectada y cúbrela con un plástico para mantenerla en su sitio. 
(Cambia la cataplasma cada 2 horas o déjala puesta toda la noche)

Infusiones en aceite
Se aplican directamente sobre la piel o se añaden a ungüentos o cremas.

Infusión fría
Se fabrica con pétalos, flores y hojas.
  1. Llena un frasco ancho con la hierba fresca o seca y deja 1 cm libre en la parte de arriba. Añade un aceite vegetal sobre la planta hasta alcanza medio cm aproximadamente. Después revuelve suavemente. 
  2. Dobla un trozo de gasa y colócala sobre el frasco, cierra bien la tapa y agita con fuerza. Guarda el frasco en un lugar cálido y soleado de 3 a 10 días y de igual manera agítalo un poco cada día. Pasado el tiempo, cuela el aceite con la gasa y exprime para sacar lo máximo posible,
  3. Guarda el aceite en una botella oscura de vidrio y tapa rosca. 
  4. No olvides poner una etiqueta con el nombre de la hierba que utilizaste y la fecha de elaboración. 
Infusión caliente
Se utilizan las partes leñosas de la planta. Sirve para calentar músculos y articulaciones adoloridos
Para hierba seca se utiliza una porción de esta por 3 de aceite y para hierba fresca 1 parte de hierba por 1.5 de aceite. 
  1. Pica la hierba y ponla en un recipiente de vidrio y mezcla con la cantidad de aceite requerida. 
  2. Calienta a baño maría sin dejar que hierva. 
  3. Una vez frío se cuela y se vierte en una botella de vidrio. 
  4. No olvides poner una etiqueta con el nombre de la hierba que utilizaste y la fecha de elaboración.
*Dura hasta 6 meses en un lugar fresco y oscuro pero si presenta ranciedad lo mejor es desecharlo. 

Como ves no es tan complicado realizar alguno de estos tratamientos, sólo es cuestión de animarte. 
Resultado de imagen para herbolaria Si tienes algún comentario o sugerencia con gusto házmelo saber :D 


Referencias:
-Herbolaria en la casa y salud (libro)
-Belleza natural (libro)
-Conocimientos de mi abue <3 

*Las imágenes sólo tienen fin ilustrativo y no me pertenecen* 


domingo, 22 de enero de 2017

Aguántenme que el blog no termina aquí

¡Hola! De seguro los (pocos) que me leen pensaron que el blog había desaparecido, pero ¡no!
He regresado de mi letargo jaja y es que, a pesar de haber tenido un montón de ideas sobre las cuáles podría escribir, a la hora de la hora la inspiración no fluía sobre mí. Y eso de escribir sin inspiración no se me da, (en serio, incluso si son trabajos escolares, no los puedo hacer si no me encuentre inspirada).
Pero este año ¡se vienen cosas muy buenas y nuevas!
Y así sin más los dejo, pero pronto regresaré con mucho, mucho más.

martes, 4 de octubre de 2016

Pasta con jamaica

¡Hola! Tal vez ésta publicación te llame la atención puesto que este no es un blog de cocina y yo menos soy una grande dentro de la cocina. pero es que ésta pasta me quedó tan deliciosa que no quise quedarme con la receta yo solita.
Además da la casualidad de que no tenía planeado hacer esa pasta, yo quería hacerla en salsa de aguacate (aquí está la receta) y es que ésta semana ha sido de cosas inesperadas (pero bueno que eso ya es harina de otro costal jaja)

La receta original (si es que no eres veganx) la puedes encontrar aquí.

El proceso viene siendo el mismo, sólo que yo no usé queso, azúcar ni mantequilla; en su lugar usé aceite de oliva. Me imagino que si hubiese utilizado margarina o aceite de coco, hubiese quedado un poco más rosa.

Lo que hice fue dorar cebolla y ajo en aceite de oliva, después eché las hojas de la jamaica (ya cocidas, como si fueses a hacer agua) y también las doré. Luego eché la pasta y finalmente un poquito del agua de jamaica para que la pasta se pusiera rosita.

Decoré con semillas de girasol.

Espero que te animes a probarla y me cuentes si te encantó tanto como a mí.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Jabones caseros

¡Hola! Si te gusta hacer tus propios productos cosméticos y de limpieza no te pierdas ésta entrada. Hoy te traigo recetas de jabones caseros para cada tipo de piel con ingredientes fáciles de conseguir.
Resultado de imagen para jabones artesanales
Piel normal y seca

Jabón de miel
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 100 gr de miel (si eres veganx, puedes usar miel de agave)
  • 15 ml de aceite de olivo
  • 70 ml de agua de flor de naranjo
Se coloca el jabón rallado y el agua de naranjo en un recipiente a baño María. Cuando el jabón esté derretido, se agrega la miel y el aceite. Revuelve bien y una vez tibio, moldea los jabones. Puedes dejarlos secar al aire libre o meterlos al congelador para que se endurezcan más rápido. 

Jabón de miel y almendras
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 40 gr de miel (si eres veganx, puedes usar miel de agave)
  • 10 ml de aceite de almendras
Resultado de imagen para jabon de cocoDe igual manera, se funde el jabón y después se agrega el aceite y la miel. Revuelve y deja enfriar. Moldeas el jabón según el tamaño deseado.

Jabón de coco
Ingredientes:
  • 50 gr de jabón neutro rallado
  • 40 gr de aceite de coco
  • 30 ml de aceite de almendras
  • 2 cucharadas de miel (si eres veganx, puedes usar miel de agave)
Se derrite el jabón a baño María, se agregan los demás ingredientes y se mezcla bien todo. Cuando la mezcla esté tibia, comienzas a hacer los jabones. 

Jabón de aceite de olivo
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 50 ml de aceite de olivo
  • 3 cucharadas de miel (si eres veganx, puedes usar miel de agave)
Se derrite el jabón a baño María, se agregan los demás ingredientes y se mezcla bien todo. Cuando la mezcla esté tibia, comienzas a hacer los jabones. 

Jabón de naranja y miel
Ingredientes: 
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 3 cucharadas de miel (si eres veganx, puedes usar miel de agave)
  • una taza de jugo de naranja
  • esencia de naranja
Se coloca el jugo de naranja a baño María, cuando esté caliente se deposita el jabón hasta que se derrita, se mezcla y se añade la miel. Cuando esté tibio se agrega la esencia (la cantidad dependerá del grado de aroma que se desee). Se moldea el jabón. 

Jabón de aguacate
Ingredientes:
  • 1 aguacate
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 3 cucharadas de miel (si eres veganx, puedes usar miel de agave)
Se coloca el jabón en un recipiente con un poco de agua, a baño María. Una vez derretido, se agrega el aguacate triturado y la miel. Se mezcla todo hasta que no quede ningún grumo. Se deja enfriar y se moldea. 

Piel grasa y mixta

Resultado de imagen para jabon de avenaJabón de avena 
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 25 gr de harina de avena (puedes tritutar los copos de avena para hacerla)
Se coloca el jabón en un recipiente con un poco de agua, a baño María. Una vez derretido, se agrega la harina. Se mezcla todo hasta que no quede ningún grumo. Se deja enfriar y se moldea. 

Jabón de jitomate
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 1 jitomate madura
Se coloca el jabón en un recipiente con un poco de agua, a baño María. El jitomate se licua sin las semillas. Una vez que el jabón esté derretido se agrega el jitomate. Se mezcla bien y se retira del fuego. Se deja enfriar y se moldea el jabón. 

Jabón de azufre
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 4 cucharas de azufre (lo consigues en una farmacia, droguería o hierbería)
  • 2 cucharadas de miel (si eres veganx, puedes usar miel de agave)
Se derrite el jabón a baño María, se agregan los demás ingredientes y se mezcla bien todo. Cuando la mezcla esté tibia, comienzas a hacer los jabones. 

Resultado de imagen para petalos de rosasJabón de rosas
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 2 tazas de pétalos de rosas
  • 1 taza de agua
Se colocan los pétalos con el agua a fue lento hasta que hierva. Se deja consumir hasta que se reduzca el líquido a 3/4 de taza y se sacan los pétalos. Se agrega el jabón y se derrite a baño Maria. Se retira del fuego yse deja enfriar, después se moldean los jabones. 

Jabón de limón
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 40 gr de aceite de coco
  • el jugo de 4 limones
  • 10 gotas de esencia de limón
Se derrite el jabón a baño María, se agregan el aceite y el jugo se mezcla bien todo. Se retira del fuego y se agrega la esencia. Cuando esté tibio comienzas a hacer los jabones. 

Jabón de naranja
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 40 gr de aceite de coco
  • 10 ml de aceite de ricino
  • 1 cucharada de esencia de azahar
  • 1 cucharada de esencia de naranja
  • el jugo de una naranja
Se coloca el jabón en un recipiente con un poco de agua, a baño María. Una vez derretido se agregan los aceites y el jugo. Se mezcla bien y se aparta del fuego. Se añaden las esencias y se deja enfriar. Se moldean los jabones. 
Resultado de imagen para almendras
Piel sensible

Jabón de almendras
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 150 gr de harina de almendra
  • 25 gr de harina de arroz
Se mezclan los ingredientes con agua caliente. Se deja enfriar y se forman los jabones. 

Jabón de manzanilla
Ingredientes:
  • 100 gr de jabón neutro rallado
  • 3/4 de taza de té concentrado de manzanilla (sigue el mismo procedimiento que se hizo con la infusión de rosas)
Se derrite el jabón el té a baño María, se mezcla. Una vez frío se moldea el jabón. 

Los jabones son ideales para la limpieza facial, pero si lo deseas puedes usarlos como jabones corporales también ;) 
Su duración varia dependiendo el clima en el que te encuentres. no los dejes en exposición directa de luz solar. manténlos en un lugar seco y templado. 


viernes, 23 de septiembre de 2016

Segunda experiencia con la copa menstrual

¡Hola! Hace años que no escribía, pero es que no había tenido tiempo o inspiración.
De seguro se te hace raro ver de nuevo ese título, pero es que cambié de copa menstrual.
¡Sí!

Para no hacer el cuento largo, descubrí que la copa que había comprado era de procedencia dudosa y estaba considerada como "pirata".  Desde luego que enterarme de eso me hizo dudar un poco sobre si sería buena para mi salud, etc. Sin embargo no tuve ningún problema con ella, ni me irritó, ni perdió su forma ni nada por el estilo; repito: no me causó ningún inconveniente.  PERO si que me estuvo haciendo ruido eso de que fuera pirata y es que el hecho de que dijera que estaba hecha en China (para no meterme en sí debo o no nombrar las marcas, sólo diré en dónde están fabricadas las copas)  tampoco ayudaba mucho.

Así que decidí comprar una copa alemana, el precio era un poco más elevado en comparación con la otra, pero seguía siendo accesible. Creí que ya tenía solucionado el asunto, pero cuando abrí el empaque y sentí la textura de la copa, supe que era demasiado blanda (en comparación con la otra) por lo que ni siquiera la probé, deduje que no me serviría. Por lo que tuve que venderla de nuevo, (no la usé, no la introduje dentro de mí, por lo que estaba en perfectas condiciones para ser vendida y usada por alguien más) (digo esto para aquellxs que no estén muy informadxs acerca de la copa y puedan pensar que fue algo antihigiénico)

De nuevo en la aventura de buscar una copa, me vi forzada a usar la primera que compré hasta encontr
ar una nueva. Pero ahora no sabía cual sería la ideal pues las marcas ofrecen diferentes tamaños y texturas, por lo que comenté mi situación en el grupo y me dijeron que por mis características la copa que está hecha en Finlandia me podría servir.
Cuando me enteré de eso, me encantó la idea, pues desde un principio había querido comprar esa copa pero como estaba corta de dinero en ese momento, me decanté por comprar la otra.
Así que contacté a la distribuidora más cercana y aunque el precio si fue un pequeño pellizco para mi cartera (el dólar empezó a subir por esas fechas) logré conseguir mi copita soñada.

¿Y cómo me ha ido con ella? ¡De maravilla! No fugas, no cólicos, nada de nada. De hecho, no sé si la copa hecha en China sea una copia de ésta, puesto que se sienten y se acomodan de la misma manera. Pareciera que no cambié de copa en absoluto. (Aunque claro se ven las diferencias en la foto jaja).

Espero que esta publicación te haya ayudado por si también por un descuido, compraste una copa pirata. Próximamente hare una publicación y trataré de hacer una lista de todas aquellas copas que están reportadas como piratas, para que estemos más informadas.

Como siempre, me encantará leerte en los comentarios. (:


miércoles, 18 de mayo de 2016

Alimenta a tus pulmones

¡Hola! Últimamente, hemos atravesado muchos problemas con esto de la contaminación, más para los que viven cerca del DF (¡ah no! Cuidad de México por favor), pero igual si eres de otro estado o de otro país, estoy segura que igual han padecido un poco por esto.
Y gracias a que cada vez que viajo a la metrópolis me arden la garganta y los ojos, me puse a pensar sobre el efecto severo que tendría en mis pulmones, e inmediatamente (bueno, no tan rápido) me puse a investigar un poquitín sobre cómo podíamos cuidarlos y/o fortalecerlos desde adentro. Así que les cuento qué alimentos son buenos para tener unos pulmones sanos (o por lo menos, que nos ayudan a contrarrestar todo ese smog que nos tragamos a diario).

  • Manzana. Son ricas en antioxidantes y ayudan a contrarrestar el asma y el cáncer de pulmón.
  • Col. Son antioxidantes y desintoxicantes. (mmmm ¿a quién no se le antoja una sopita de col?)
  • Melón. También ayudan a evitar cáncer de pulmón.
  • Arándanos. Contienen antioxidantes al igual que la manzanas, pero también son antiinflamatorios.
  • Brócoli. También son anticancerígenos. 
  • Jengibre. Tiene propiedades antioxidantes y antinflamatorias, además de que contrarresta los efectos del asma. 
  • Semillad de linaza. Además de prevenir enfermedades respiratorias, reparan los daños que se tengan en los pulmones
  • Ajo. También ayuda a prevenir el cáncer de pulmón
  • Calabaza. De igual forma también es anticancerígena. (la naranja, las otras son calabacitas y no tienen el mismo efecto). 
Esos son los que más nutren nuestros pulmones pero también están los cítricos, el pimiento verde, los cereales, los frutos secos, el germen, los vegetales de hoja verde, entre otros. Recuerda que mientras más naturales los consumas, vas a absorber mejor los nutrientes.